DOS AGUAS

El pueblo se asienta en un alto a 369 m. sobre el nivel del mar, entre los barrancos del Bosque y de la Umbría. El núcleo primitivo se localiza alrededor del Castillo, el cual ocupa un lugar más elevado. Se sigue caracterizando por tener unas calles sinuosas con pendientes pronunciadas y pequeñas escaleras. Destacan de este conjunto musulmán-medieval los restos del castillo, la Calle Mayor, la plaza de la Iglesia y la Calle de Valencia.
Es típica la torta de tocino, que también puede estar acompañada de sardinas o de ambas cosas a la vez. Otro de los platos típicos es el gazpacho estilo manchego, empleando para su preparación la caza existente en el terreno como el jabalí, la perdíz el conejo o el ciervo.